Puerta del español
a América

En América se encuentran el 90% de los hablantes de español, un idioma marcado por la diversidad que hablan más de 300 millones de personas, en un territorio en el que 19 países tienen el español como lengua oficial.


En el español que llega a América a través de la costa andaluza y de Canarias, fundamentalmente, convergen la evolución, selección y consolidación de las tendencias fonológicas, morfológicas y léxicas ya iniciadas en el español peninsular, con la riqueza del contacto con las lenguas indígenas y la conformación de una sociedad en busca de sus propios referentes lingüísticos y sociales.

En América se encuentran el 90% de los hablantes de español, un idioma marcado por la diversidad que hablan más de 300 millones de personas.

Resulta fundamental conocer qué español llegó a América, cómo evolucionó en el nuevo territorio y cuál era su origen dentro de la geografía española, porque ese conjunto de variantes lingüísticas y sociales es el origen del español de América.


En términos lingüísticos, un 52,7% de los colonizadores tenían como propias variedades meridionales de la lengua, con un claro predominio de la andaluza por su procedencia. Este dato corrobora la importancia de la contribución andaluza al español de América y de los procesos de nivelación lingüística que tuvieron lugar en los primeros momentos de la llegada de los españoles.


Por ello, podemos decir que Andalucía, y más concretamente Sevilla y Cádiz, fueron la puerta del español en América. Desde el punto de vista lingüístico, lo que llegó al continente americano fue un andalucismo sustentado básicamente sobre rasgos fonéticos peculiares, un léxico peculiar y algunos rasgos morfosintácticos reconocibles incluso hoy en día.

Volver al inicio