Lenguaje
jurídico

La Constitución de Cádiz de 1812 facilitó la transferencia de los ideales del liberalismo al mundo hispánico, permeando el derecho público y la arquitectura institucional de los nuevos Estados, de forma perdurable. Su influencia en los textos constitucionales de los países iberoamericanos es notable y puede percibirse hasta el día de hoy.


La Constitución de Cádiz de 1812 tuvo un gran impacto sobre el mundo americano, especialmente en tres áreas: la de las prácticas políticas, la de las instituciones locales y provinciales y la del constitucionalismo americano. En este último caso, su influencia se extendió a regiones en las que la Constitución gaditana no había llegado a aplicarse, como en los actuales Chile, Argentina o Venezuela.

La Constitución de Cádiz tuvo un gran impacto sobre el mundo americano, especialmente en las prácticas políticas, las instituciones locales y provinciales y el constitucionalismo americano. 

Las Cortes de Cádiz fueron una revolución constitucional en “ambos hemisferios”, el americano y el peninsular, tal y como condensó el artículo 1º de la Constitución en el que se explicaba la nación española en función de la reunión de los españoles de ambos hemisferios. Así, la Constitución doceañista abrió en América una vía revolucionaria diferente y paralela a la independentista. Constitución que en una gran parte de América se sancionó, celebró, y aplicó pero también se combatió.


La Constitución de Cádiz representó una influencia definitiva en América Latina y abonó a las ideas liberales que participaron en los movimientos independentistas de cada uno de los territorios.


Es la Constitución de Cádiz, pues, la que inicia el proceso de desarrollo del Derecho constitucional, sobre todo, en Centroamérica y en el mundo hispano en el siglo XIX.

Volver al inicio