Achares

Me la decía mi padre en el sentido de “vergüenza”. Habitualmente se usa en la expresión dar o tener achares. Viene del caló 'jachares' (quemazón, tormento) y significa también celos.